martes, 14 de agosto de 2007

¿Barros?

Odio los barros en mi cara!!!
no puede ser posible!!!
tengo infinidad de barros y otros que aún no brotan!!!

Todo por estar de flojo y sedentario!!!
no puede ser!!!
y lo peor es que al parecer soy alérgico al tratamiento para combatir este tipo de problemas!!!
y mi cara esta llena de manchitas!!!
creo que me suicidare!!!
lo siento gaby (jajaja), pero tu idea no sirve!!!
por lo menos a mi no!!!

Ya se le extraña, te quiero mucho!!!
Ya con un día de no verte!!!
que denso es esto!!!
no se lo que me pasa!!!
pero es así!!!
te quiero mucho!!!

a ver si mañana me lanzo al centro a tomar unas fotos!!!
quieres ir??
crees que puedas??
aunque no te guste!!!
andale!!
vamos!!!
sino...te madreo!
jajaja
ahi mensajeame, no he sabido de ti hace como 4 horas!!!
jajaj

4 comentarios:

  1. Todos odiamos los barros u_u :(

    Pero esto de tener una piel bonita es dificil :(

    Y caro!

    u_u

    MI dermatólogo em recomendó...

    aaah no vdd!! xD

    Lavate la cara 4 veces al día, yo uso un jabón liquido de Avene.

    Mejor ve con el doctor dermatólogo :]

    ¬¬

    ResponderEliminar
  2. No que mal mi irvin! calma! opino que pongas alguna planta (o avena mejor) que tengas a la mano a vaporizar con una cubetilla y te tapes con una toalla para que el vapor no escape y entre en tus poros antes de dormir... un ratito... solo lava tu cara como dice un comment de por acá y poco a poco pasará jeje
    es momentaneo y a todos nos pasa! creo que a mi lo mismo en vacaciones, me tengo que aplicar más! hasta se me olvido como peinarme con eso de llegar rápido al universal y saber que en el metro no iba a sobrevivir un peinado! waja ja n_n'
    Ayos!

    ResponderEliminar
  3. hey si yo tmb odio los barros pero hasta eso ami casi no me slaen jeje lero lero!!! no pus no ami ese asepxia noams no te funciono vdd?? q mal!!!
    pero pus ya seras adulto y se qitaran ya mero jeje!!

    ResponderEliminar

Qué CHEVERE NICE que te das el tiempo de leer el post y mucho más que comentes, te quejes o coincidas conmigo al escribir