martes, 14 de agosto de 2007

Terminó el Taller de Verano

El Primer Taller de Verano de EL UNIVERSAL llega formalmente a su fin. Algunos de los participantes siguen escribiendo y estarán participando en las diferentes secciones del periódico, pero hoy, aquí, nos despedimos

Martha Ramos*
El Universal
Ciudad de México
Martes 14 de agosto de 2007

Fueron cinco semanas de intenso trabajo, de mantener un blog, una página web y de reportear, tomar fotos, chatear, tomar videos, escuchar, bostezar.
El Primer Taller de Verano de EL UNIVERSAL llega formalmente a su fin. Algunos de los participantes siguen escribiendo y estarán participando en las diferentes secciones del periódico, pero hoy, aquí, nos despedimos.

Se van unos convencidos de que el periodismo es el camino a seguir, y otros con la convicción de que esto no es lo suyo. Luz será una gran maestra, lo sabemos porque desde ahorita busca otras formas de obtener datos que le sean útiles. Alain llegará a embajador, seguramente, así como su casi tocayo Allan competirá por dejar un legado tan importante como Freud en el campo del psicoanálisis.

Christopher será diputado y Paloma cineasta. Y Erika todo menos reportera. Sinhué y Karina se estrenan en la facultad, y Giovanny, Enrique, Zenyazen y Héctor ya van avanzados, casi terminando. Mauricio, de Letras, se enamoró del periodismo y Juan Pablo, pese a su varicela, le gustó reportear. Es un rumor pero se dice que nos prefiere a nosotros que a los periódicos españoles.

Daniela, Pablo, Rita, Rebeca, Stephany, Irvin, Rosalba y Rebeca tienen la cruz encima: seguirán escribiendo.

Todos desarrollaron el instinto básico: encontrar notas hasta debajo de las piedras. Cada vez que Rosalba llegaba tarde había una nota sobre las fallas del Metro. Los fans de Harry Potter escribieron sobre la película y el libro, e incluso alguno lo consiguió antes que nadie.

Criticaron la película de Los Simpson, pero también la discriminación laboral y el uso de drogas. Hablaron sobre economía, medio ambiente, y política y fueron cuidadosos en el uso de sus fuentes.

Se enfrentaron a la crueldad del editor, porque rechaza las notas que no estén a nivel de El Universal. Supieron lo que era tomar una mal foto, escribir una crónica frustrada y la aguda crítica de los cibernautas sobre sus escritos.

Pero sobre todo, supieron la diferencia entre estar informado y no saber qué sucede; la libertad para decidir que te brinda tener los datos en la mano; la diferencia entre hablar con la verdad o al tanteo.

Y nosotros aprendimos también: supimos nuevas formas de comunicarnos, encontramos en cada uno a un potencial escritor de cuento corto y a un gran ciudadano comprometido. Entregamos aquí nuestro trabajo en equipo.

Seguimos juntos.

Ahora nos vamos a la ONU. Seremos ojos y oídos de los 600 delegados jóvenes que participarán en el Modelo de Naciones Unidas que organiza EL UNIVERSAL para finales de diciembre.

¡Nos vemos pronto!

Adiós.

Martha Ramos es coordinadora de la sección DF de EL UNIVERSAL y organiza de diversos proyectos para el diario, como este Primer Taller de Verano para jóvenes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Qué CHEVERE NICE que te das el tiempo de leer el post y mucho más que comentes, te quejes o coincidas conmigo al escribir